Se conmemoró el Día de la Independencia

La inestabilidad climática de las primeras horas de la mañana impidió que el acto oficial por el Día de la Independencia se realice en el atrio de la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, el mismo se llevó a cabo en el Salón Blanco Municipal.

Como estaba previsto el Intendente Camilo Etchevarren, recibió a las autoridades en su Despacho, de donde se trasladaron a la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, en la que se celebró la Misa a cargo del Párroco Maximiliano Turri.

Luego de que se izara la Bandera Nacional, Provincial y Dolorense se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino.

Hicieron uso de la palabra la Directora de la Escuela Primaria Nº 4 Daniela Delfini y el Presidente del Consejo Escolar Gastón Garófalo.

En el hall del Salón Blanco se presentó el Ballet Oficial  de la Fiesta Nacional de la Guitarra que dirige Manuel Marín, ofreciendo un cuadro folklórico que fue presentado en la 25º edición de la Fiesta Nacional de la Guitarra.

 

Discurso DANIELA DELFINI

Hace más de 200  años nuestro país comenzaba su historia como Nación independiente y soberana. 

Recordemos que en 1816, nuestro país no pasaba por un buen momento ni en lo económico, ni en lo político.  Existía la amenaza permanente de una mayor penetración de tropas españolas que luchaban por mantener su poder.

También existían conflictos internos porque no se llegaba a un consenso respecto al sistema político que se debería implementar. Pero sin embargo, pese a los numerosos desacuerdos y a todos los inconvenientes, los congresistas reunidos en Tucumán optaron por declarar solemnemente la independencia respecto de España.   

La mañana del 9 de julio de l816, cuando Juan José Paso, luego de leer la proposición dentro de un clima de gran expectativa, preguntó a los diputados si deseaban que las provincias de la Unión conformaran una nación libre e independiente de los Reyes de España, lo congresistas, más allá de los desacuerdos, respondieron afirmativamente con una aclamación cerrada y luego, individualmente, ratificaron la aprobación.

Este consenso unánime respecto a la declaración de la independencia nos hace reflexionar respecto a la valentía que tuvieron los protagonistas de nuestra historia para hacer frente a sus diferencias personales y a las dificultades que se les presentaban.

Esa reflexión debe permitirnos entender que la independencia se declaró en 1816, se luchó en las batallas de Güemes, San Martín y Belgrano, pero que también  es un proceso que nos incluye a cada uno de los argentinos, nos compromete y nos necesita para afianzarla cada día más, Cómo?…..en el estudio diario, el trabajo bien hecho, el esfuerzo en el desarrollo de la tolerancia, la responsabilidad, el respeto por los demás, avanzando en el convencimiento de que este es un país joven, con una democracia que debe perfeccionarse y consolidarse.

Y porque esta tierra es joven, es que necesita hundir sus raíces en el pasado, con glorias y fracasos, pero un pasado que es nuestro y que nos enseña en cada página de la historia la forma de corregir el rumbo.

Los países no poseen el título de “independientes” solo por firmar un Acta. Son independientes cuando el pueblo, las personas que lo habitan, tienen conciencia de ello y ejercitan su independencia.

Cada uno de nosotros somos responsables y protagonistas del presente y futuro del país. Porque la historia no la hacen solamente los próceres sino también las personas comunes, como cada uno de nosotros.

Aún estamos a tiempo de revisar nuestras actitudes cotidianas y ser verdaderamente libres. Emulando la valentía de aquellos hombres que decidieron cortar lazos con España para ser responsables de una historia independiente, así podríamos asumir verdaderamente nuestro propio destino y construir un país solidario, más honesto, más responsable y justo.

Recordemos para finalizar algunas estrofas de un poema de Jorge Luis Borges, llamado “Oda escrita en 1966”

Nadie es la patria, pero todos debemos

ser dignos del antiguo juramento

que prestaron aquellos caballeros,

de ser lo que ignoraban, argentinos,

de ser lo que serían por el hecho

de haber jurado en esa vieja casa.

Somos el porvenir de esos varones,

la justificación de aquellos muertos;

nuestro deber es la gloriosa carga

que a nuestra sombra legan estas sombras

que debemos salvar.

Nadie es la patria, pero todos lo somos.

Arda en mi pecho y en el vuestro, incesante,

ese límpido fuego misterioso.

 

Los hombres y mujeres de hace 201 años  atrás nos dejaron como herencia esta tierra, nuestro País; la libertad y el sentido de identidad nacional.

 Como educadora  les quiero pedir que, juntos, sigamos sembrando en este suelo argentino semillas de justicia, fraternidad, unión, solidaridad, comprensión, diálogo y responsabilidad. Seguramente ellas florecerán y los niños del presente tendrán el país que se merecen.

Es nuestro deber, como lo fue en 1816, defender nuestra identidad, nuestra tierra.

Y seguir gritando todos juntos….

                                   ¡Viva la Independencia!

 

Discurso GASTON GARÓFALO

La declaración de la independencia en 1816, significo un gran paso para nuestra joven nación, las provincias eran finalmente  un territorio policamente libre, un logro importante en el proceso de conformación de nuestro Estado-Nacional, que para ese es entonces ya contaba con símbolos patrios como el Escudo, la Bandera y el Himno Nacional, pero que no lograba establecer acuerdos entre quienes por aquellos años decidían sobre los destinos de las provincias.

Cuando hablamos de la declaración de la Independencia es imposible no resaltar el papel preponderante que tuvieron próceres como Belgrano, San Martín, Güemes, que defendieron con honor  y con mucha valentía nuestro territorio de los intereses realistas,  no podemos  disociar este hecho histórico para  nuestra nación de todos ellos que, con sus particularidades, historias que  los engrandecen, luchando en diferentes regiones de nuestro extenso territorio, tuvieron  algo común: su amor a la patria por encima de todo y la lucha por su consolidación.

Por eso, en esta fecha tan importante para los argentinos, hablar de independencia implica hablar de puntos de encuentro, por que justamente también,  fue lo que  hizo que nuestros Congresales de 1816  a pesar de sus intereses territoriales, nunca perdieran el rumbo de hacia donde debía encaminarse el debate en aquella Asamblea, interpretando con claridad que  los objetivos para el bien común de nuestra nación, estaban por encima de sus diferencias.

Fue sencillo, seguro que no, ya que el contexto de ese entonces  era muy adverso, las marchas y contramarchas también se dieron en aquella época,  los intereses económicos, al igual que ahora, fueron un factor de presión, el del avance inminente de los ejércitos realistas significaban una enorme preocupación,

Han pasado mas de 200 años y la actualidad de nuestro país nos encuentra con las mismas encrucijadas de aquella sociedad por ese entonces colonial, las presión de países imperialistas tratando de  mantener su hegemonía  y apropiarse de nuestros recursos naturales, grupos económicos concentrados cada vez mas fuertes, que muchas veces conspiran con los intereses y el bien común de nuestro pueblo, y una nación soberana si, pero que todavía no entendió que para lograr ese tan ansiado desarrollo que nos permita una real independencia y lograr ese despegue que todos queremos, y dejemos de hablar de cuanto potencial tenemos, es importante establecer acuerdos y objetivos que nos  orienten hacia donde queremos ir, a ahí es donde hay que empezar a trabajar como sociedad, con puntos de encuentro que trasciendan los intereses personales y  políticos, para seguir fortaleciendo nuestra soberanía y que la palabra independencia sea sinónimo realmente de libertad, para disfrutar de los derechos que establece  la constitución pero también cumplir con las obligaciones y la responsabilidad que ser ciudadanos nos impone.

Los dolorenses, estamos celebrando el año del  Bicentenario de nuestra querida ciudad, y la verdad es que, veo con mucho optimismo el futuro que se viene,  para una ciudad que no quiere ser más una mera espectadora, sino que quiere ser protagonista, en un mundo vertiginoso de cambios constantes que impone la globalización, que no espera, y para lo cual debemos preparados.

Las transformaciones que se están produciendo en Dolores  son importantes, los desafíos por delante, muchos, pero no tengo dudas que lo mejor esta por venir, y  también será determinante, que ciudadanos, miembros de la justicia, dirigentes y quienes tenemos la responsabilidad de gobernar, al igual que en aquellos años de la declaración de la Independencia logremos esos puntos de encuentro. Muchas gracias y feliz día de la independencia para todos.